Rural Mode y la toma de la Bastilla

El 14 de julio de 1999, me reuní por primera vez con Karina para conocernos y conversar acerca de sus sueños. Hoy se cumplen veinte años.

Nos habían presentado porque ella quería que yo la asesorara y le ayudara a manejar su carrera como actriz, a la vez que terminaba sus estudios universitarios. Fue muy clara, solo trabajaría un par de años más frente a las cámaras, se graduaría de comunicadora social, obtendría una maestría y a partir de ahí, quería crear, jugar y disfrutar escribiendo, fotografiando, filmando y conociendo lugares para aprender de otras culturas.

A medida que avanzaba nuestra charla, comenzamos a entender que ese encuentro lo había planificado Dios. Empezamos a descubrir que uno guardaba cosas del otro sin habernos visto jamás. Era como estar esperando que el otro devolviera algo que nos pertenecía. Una sensación muy difícil de explicar. Desde ese día, nunca más nos separamos.

¿Qué tiene que ver Rural Mode con la toma de la Bastilla? Bueno, me quedé tan sorprendido ese día con ella, tan impactado por su humildad, su dulzura y su inteligencia, que le dije algo como para sentirme a su altura. “¿Sabías que nos estamos conociendo el día de la toma de la Bastilla? El 14 de julio de 1789, ese hecho marcó el comienzo de la revolución francesa. Hoy, tú quieres comenzar una revolución en tu vida”. Y así fue, ese día inició su revolución y yo me convertí en su fiel aliado.

Explicado lo de la toma de la Bastilla, ahora explico lo de Rural Mode. En el año 2000, comenzamos a darle forma a un concepto que definía nuestra filosofía de vida. Escribir de manera independiente, producir nuestros contenidos, disfrutar de las cosas simples y crecer espiritualmente. En lo posible, desde algún lugar apartado y en contacto con la naturaleza. Eso lo llamamos Conuco Creativo. Para quienes no lo sepan, conuco era el pequeño terreno que le daban los conquistadores españoles a los indios taínos para que produjeran sus propios alimentos.

Pasaron los años, pasaron muchas cosas, pero nosotros fuimos fieles a lo que nos prometimos en aquella primera conversación. Karina actuó, se retiró de la actuación, se graduó y luego hizo una maestría. Escribimos, creamos cosas, conseguimos ese lugar en el mundo para jugar, sembrar, disfrutar de una vida simple y seguir soñando con utopías.

Internet, los dispositivos móviles, la energía solar y nuestra búsqueda de la autosustentabilidad, convirtieron a nuestro conuco original en un estado mental, un modo de actuar, una manera de vivir adaptada a cualquier geografía, nuestro Rural Mode.

Cada 14 de julio le recordará al mundo el día que el pueblo francés comenzó su revolución. Nosotros recordaremos el momento en el que nos encontramos para siempre.

Los sueños no mueren, mientras alguien los sueñe. Rural Mode es nuestro sueño hecho realidad y estoy aquí para compartirlo. Karina no murió, solo se me adelantó, me está esperando en un lugar hermoso para seguir conversando y amándonos eternamente.

4 thoughts on “Rural Mode y la toma de la Bastilla

  1. Hola! Dios te bendiga! Que bonita historia, así son los planes de DIOS! Cuando estamos conectados con DIOSITO, EL es perfecto y misericordioso y tiene un plan en su tiempo no en el tiempo de nos. Un abrazo fraternal! 🙏

    1. Así es Nancy, tal cual. Para conectarse con la Existencia Divina, con ese Dios de amor, hay que ser humildes y dejarlo actuar. Debemos abrir nuestros ojos, nuestros oídos y lo más importante, nuestro corazón. Él nos guiará. Un abrazo grande.

  2. Ahora los 14 de julio además los tendré presentes a vos y a Kari. Estoy maravillada, ustedes me inspiran. Quelle belle histoire !
    Je t’embrasse

%d bloggers like this: